¿Te has visto en la tentación de pedir una licencia no remunerada, pero no sabes cómo funciona? Aquí te explicamos todo. Se trata de un derecho laboral, que permite a los empleados ausentarse del trabajo por motivos personales, sin recibir salario. En Colombia, estas licencias están reguladas por el Código Sustantivo del Trabajo y otras normativas laborales, garantizando un equilibrio entre los derechos del empleado y las necesidades de la empresa.

Índice de Contenidos

¿Qué es una licencia no remunerada?

Como veíamos, una licencia no remunerada es un período de ausencia del trabajo, por motivos personales, sin recibir salario. En Colombia, estas licencias pueden ser solicitadas por los empleados por diversas razones, como: estudios, asuntos personales o familiares, entre otros.

Bien lo explica el Concepto 019251 de 2021:

"Los empleados tienen derecho a licencias renunciables sin sueldo hasta por sesenta (60) días al año, continuos o divididos. Si concurre justa causa, a juicio de la autoridad nominadora, la licencia puede prorrogarse hasta por treinta (30) días más".

¿Cómo pedir una licencia no remunerada?

Para solicitar una licencia no remunerada, el empleado debe presentar una solicitud formal a su empleador, explicando los motivos y la duración de la ausencia. Es importante hacerlo con antelación, para facilitar la planificación y evitar inconvenientes.

El empleado tiene derecho a una licencia no remunerada de hasta 60 días hábiles al año. La duración de la licencia debe ser acordada entre el empleado y el empleador y debe ser proporcional al tiempo de servicio del empleado.

Como su nombre lo indica, durante la licencia no remunerada, el empleado no tiene derecho a salario, ni a prestaciones sociales como cesantías, primas o vacaciones.

¿Cómo impacta la nómina una licencia no remunerada?

El impacto de una licencia no remunerada en la nómina depende de la duración de la ausencia y de los beneficios que el empleado recibe.

Durante una licencia no remunerada, el salario del empleado no se calcula para esos días. Esto significa que la nómina se ajustará para reflejar solo los días trabajados en el mes.

Las licencias no remuneradas pueden afectar el cálculo de prestaciones como cesantías y primas, ya que estas se calculan sobre el salario efectivamente devengado.

Casos especiales en las licencias no remuneradas

En casos de enfermedad grave o asuntos familiares urgentes, los empleados pueden solicitar licencias no remuneradas. Estas situaciones suelen ser más flexibles en cuanto a la aprobación y duración. En estos casos, el empleado puede conservar ciertos beneficios, como la cobertura de salud o la prima de antigüedad.

En ocasiones, se pueden establecer acuerdos específicos que permitan al empleado tomar una licencia no remunerada con condiciones particulares. Por ejemplo, el empleado puede acordar mantener ciertos beneficios, como la cobertura de salud o la prima de antigüedad.

Preguntas frecuentes sobre la licencia no remunerada

¿En qué casos puedo pedir una licencia no remunerada?

Puedes solicitar una licencia no remunerada por diversos motivos, como estudios, viajes, asuntos personales o familiares, entre otros. La clave es que sea un acuerdo mutuo con tu empleador.

¿Puedo tomar una licencia no remunerada si ya he tomado vacaciones?

Sí, puedes solicitar una licencia no remunerada incluso si ya has disfrutado de tus vacaciones. Estos son derechos independientes.

¿Qué sucede si la empresa no aprueba mi licencia no remunerada?

Si tu empleador no aprueba la licencia, es importante dialogar y entender sus razones. Recuerda que debe ser un acuerdo mutuo.

Las licencias no remuneradas son un derecho importante para los trabajadores en Colombia. Comprender cómo gestionarlas es clave para mantener una relación laboral armoniosa y asegurar el correcto cálculo de la nómina.